jueves, 6 de marzo de 2014

Da House

No sé si sería posible sentarse en una de esas butacas a disfrutar de un buen libro sin que la sombra de la desconfianza planeara a placer a cada movimiento de hoja. La protección de la pared les otorga cierta calma, pero el abismo sigue ahí y no da tregua. Sólo para corazones con temple.

Visualización de la casa Da House, de Igor Sirotov, situada en la llanura de la costa del Mar Negro.


Vía Igor Sirotov

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!

Blogging tips